Cómo se comunican las abejas

A lo largo de los años, el “baile de los tambaleos” de la abeja melífera se ha convertido en un ejemplo de libro de texto de la capacidad de los organismos relativamente pequeños y simples para comunicarse entre sí de una manera sorprendentemente abstracta y simbólica. Cuando una abeja melífera descubre una nueva y atractiva fuente de néctar o polen, regresa a la colmena y realiza esta danza para anunciar este descubrimiento a sus compañeros de nido, y para transmitirles la posición exacta de la fuente de alimento, de modo que también puedan alimentarse de ella. La danza codifica, de manera simbólica, hasta dónde y en qué dirección sus potenciales reclutas deberían volar para encontrar la fuente de alimento.

Ahora, un nuevo estudio de James Nieh, publicado en un número reciente de Current Biology, ha revelado que otros compañeros de nido, viendo este baile, son capaces de hacer que la bailarina suspenda su anuncio de la fuente de alimento si habían experimentado peligro o conflicto cuando la visitaron.

Continuar leyendo “Cómo se comunican las abejas”

Datos sobre las abejas

Una abeja bate las alas 11.400 veces por minuto. Puede traer una carga de polen o néctar de un peso similar al suyo. Cuando una abeja pica, el aguijón, el saco de veneno y otras partes de la anatomía del insecto se separan de su cuerpo. Como consecuencia, la abeja muere al poco tiempo. Por una cucharada de miel, tienen que visitar más de 4000 flores.

En una colmena o polilla (casa donde viven las abejas), y viven entre 40.000 y 60.000 abejas, según la colmena. Cada colonia de abejas tiene una abeja reina, centenares de abejones (machos) y miles de obreras. La abeja reina, en algunas épocas del año, puede llegar a poner más de 2000 al día. Las abejas obreras son hembras pero no se reproducen.

Continuar leyendo “Datos sobre las abejas”